Imprimir
Ruta del Penido

Inicio: Intersección de la calle Rosalía de Castro con la Avda. da Veiga (Ferreira)
Fin: Prado das Chantas.
Recorrido: 8.7 km. · Dificultad: Media-alta.
Duración en coche: 25 min. Duración a pie: 4 horas aprox.

La ruta comienza en la Avenida da veiga, al final de la cual encontramos el primer cruce que tomaremos a la izquierda.

Siguiendo esta calle llegamos a la parroquia de Santa Cruz, donde se encuentra situado, al margen izquierdo, el Pazo de gradaille (s. XV). Un quilómetro después, se encuentra el segundo cruce que tomaremos a la derecha. En este momento cuando el desnivel comienza a hacerse más acusado.

Cuatro quilómetros más arriba, en dos curvas consecutivas, se encuentra un Via Crucis y, al final del mismo, la Iglesia de Santo Tomé (s.XIX). Desde el adro que la rodea se puede contemplar una hermosa panorámica del valle.

El tercer cruce está cerca, a la izquierda y dos quilómetros después, el penúltimo cruce, que llevará a nuestro primer destino: el Curro. Este trecho tiene una pendiente bastante acusada.

Una vez en el Curro, a unos 25 metros a la derecha, se encuentra el Dolmen. Esta zona constituye un perfecto mirador, desde el que podemos observar todo el valle y, si el día está claro, el mar Cantábrico.

A un quilómetro del recinto del Curro, en dirección Oeste, se sitúa el Prado de las Chantas, curiosa construcción medieval destinada a guardar el ganado, por lo que puede considerarse como un antecesor del actual Curro. En todo caso, no hay estudios que certifiquen esta origen. Se baraja la posibilidad de que fuese un lugar de adoración celta.

Para los más emprendedores está la opción de ascender hasta los montes de Penido Novo y Penido Vello, de 800 y 771 metros de altitud respectivamente.